Quickribbon IMPACTO DE DIOS: JESUCRISTO: SALVADOR Y SEÑOR
PROCLAMANDO EL MENSAJE DE SALVACION HASTA LOS CONFINES DE LA TIERRA..!!!

JESUCRISTO: SALVADOR Y SEÑOR

Jesucristo, Salvador y Señor es el contenido del mensaje evangélico que transforma al individuo, comenzando por su necesidad espiritual y proyectando los efectos de este cambio a su vida externa, que se hacen sentir por el poder del Espíritu Santo, en la sociedad en la cual actúa. La salvación, en el concepto divino, siempre involucró primero lo espiritual: liberación de la culpa por el perdón de los pecados, liberación plena del poder del pecado y liberación de sus consecuencias futuras. Es una salvación que nos salva del pasado, nos salva en el presente y culmina en el futuro al salvarnos de la presencia nefasta del pecado en la tierra.

Jesucristo es un Salvador perfecto y un Señor perfecto. Su salvación a una relación directa por la reconciliación con su Padre, ya que somos reconciliados con Dios. La conciencia encuentra, al fin, la verdadera paz de Dios y con Dios al ser eliminada la causa que la perturbaba, la culpa del pecado. Esta paz es perfecta y permanente, puesto que se fundamenta en la certidumbre del más allá. Puede afirmarse que esta salvación, recibida por fe, está garantizada por la muerte vicaria del Salvador en la cruz, donde derramó su sangre para expiar nuestros pecados, y por su resurrección de entre los muertos para nuestra justificación.

La proclamación del Evangelio es, pues, el anuncio a la humanidad que gime sin esperanza, en la condenación del pecado, bajo el ominoso peso de sus cadenas y rumbo a la perdición y el infierno, de un Salvador que redime y transforma, de un Señor que guarda y dignifica. De este modo, la aceptación por parte del individuo de la salvación en Cristo involucra recibir todo lo que implica "una salvación tan grande" (Hebreos 2:3), pero al mismo tiempo, el reconocimiento de Cristo como Señor y por la obra del Espíritu Santo, la rendición de la vida a su dominio y señorío total, absoluto (Hechos 9:6).

Todo esto nos lleva a la vida Cristiana normal, que comienza con la aceptación de Jesucristo como Salvador y ser realiza en su abundancia y plenitud en su reconocimiento como Señor. El pasaje de Lucas 9:57-62 es la demostración evidente de que nadie puede ser discípulo si no tiene a Jesucristo como Señor, y la fuerza que lo hace posible es la enunciada por la frase: "si alguno quiere venir en pos de mí", con su lógica consecuencia; Es decir, la necesidad de negar el predominio de la personalidad con todo lo que ello implica, las decisiones, la capacidad para gobernar y determinar. "Niéguese a sí mismo" significa, el señorío total de Cristo en la vida diaria y practica. El señorío de Cristo alcanza la persona del discípulo sin que deje de afectar al mismo tiempo su vida privada. Nadie puede ser anunciador de las buenas nuevas si no está sujeto al señorío de Cristo.

Concluyo con la lección dejada por "el mensajero de antaño", Juan el Bautista, cuya vida fue como una estrella que irrumpió fulgurante en las tinieblas que cubrían el firmamento de Israel, pero silenciosamente fue dejando paso a la luz por excelencia, el Señor Jesús, quien de pronto iluminó el horizonte.

Jesucristo fue y es "la palabra", el Verbo de Dios, mientras que Juan el Bautista no fue más que "una voz", demostrando que, Aquel a Quien proclamaba, era su Salvador y su Señor. No podría ni puede ser de otra forma; esto, una voz y no otra cosa, debe ser todo creyente que desea testificar de Cristo y en particular, cada discípulo, cuya mayor honra será eclipsarse, desaparecer tras la persona de su Salvador y su Señor, haciendo resonar con nitidez esa voz que este mundo necesita oír más que nunca, la voz de Dios.



EVANGELISTA DANIEL SANTILLAN



“Necesitamos hombres ardiendo al rojo vivo, que irradien el fuego con tan intenso calor; que no podamos siquiera acercarnos sin sentir que nuestros corazones se están quemando; hombres como relámpagos lanzados de la misma mano de Jehová, despedazando estrepitosamente cada cosa que se opone en su camino, hasta que lleguen a su blanco : Hombres impulsados por la Omnipotencia ! ”Charles H. Spurgeon (1834-1892)

EL JUICIO EN EL GRAN TRONO BLANCO

DIOS LES BENDIGA..!

APOYE NUESTRO Ministerio con una ofrenda de Amor voluntaria.. ello nos permitira avanzar y alcanzar mas vidas por medio de nosotros.. Haga Click.. abajo y siga los pasos.. PAY PAL es facil y seguro.
Luego de abonar su ofrenda confirmenos por medio de un Email.. su aporte, le estaremos eternamente agradecidos..

revelacionds@hotmail.com

Gracias por visitar Ministerios Impacto de Dios.